Gamificación, motivación y el nuevo normal

Ya bastante se ha hablado del nuevo normal, y sin dudas casi cumplimos un año en este nuevo entorno de las empresas post - Covid. Y si bien muchos hemos hecho lo posible - y hasta lo imposible - para convertirnos, es muy cierto que si anteriormente era complejo motivar a un colaborador; ahora en formato remoto es aún más complejo.




Definición:

Según podemos leer en wikipedia - la madre de un gran volumen de conocimiento actual - "el diccionario Oxford define la palabra gamification como «la aplicación de elementos típicos del juego (p. ej. calificación por puntos, competición con los demás, reglas de juego) a otras áreas de actividad, normalmente como una técnica de mercadotecnia por internet para incentivar la fidelización con un producto o un servicio». (es.wikipedia.org)"


Cual es el objetivo de la gamificación:


Tal como podemos leer en la definición e imaginar a partir de ella, en un juego buscamos que el jugador se divierta en el mismo. Casi que pierda la noción del tiempo mientras está jugando y - hasta sin darse cuenta - aprender a hacer algo o mejorar su destreza en tal sentido.


Cuando hablamos de gamification, buscamos fines similares: que nuestro colaborador mejore en una o varias habilidades en particular, que se enfoque mejor en sus tareas (sobre todo en aquellas que son repetitivas) y sin dudas que se entretenga en su espacio laboral.

Ah! Si, claro, también que mejore su productividad. Y éste es un concepto que no es ajeno a la gamification. Por algún motivo que desconozco, en más de una oportunidad que comienzo a hablar de gamification veo en las caras de mis prospectos (a quienes quiero ofrecerles mis servicios) el aire de "todo muy lindo, pero esto es un trabajo". Jajajaja!


Y claro que si! Por supuesto! Y mi respuesta en mas de una oportunidad es: imaginate un momento que tus empleados están todo el tiempo entusiasmados, contentos, desafiantes y se sienten desafiados y reconocidos; tal como sucede cuando toman la Play o se internan en Fornite por horas y horas. Acaso no te gustaría que suceda lo mismo, pero dentro de tu empresa?

Y es ahi donde la cosa cambia. Y sin dudas. Porque como empezamos, gamificación es una herramienta para incentivar la fidelización.

Como toda herramienta, puede aplicarse según ciertos pasos o casi una receta.

Alguna vez lo utilizó, casi sin saberlo...


Hay algunas cuestiones básicas en las cuales seguro coincidimos: si alguna vez organizaron una competencia entre el equipo de ventas, estilo partido o torneo; o quizás vieron el "empleado del mes" de la reconocida cadena de comidas rápidas, o los emblemas que poseen en el delantal las personas que trabajan en la cadena conocida de cafés (y mucho mas, sin dudas); estan ante la presencia de gamification.


Utilizar un ranking para mostrar el desempeño individual o grupal, entregar una insignia que conmemora un logro de un empleado o un distintivo que mejore su estatus, son sin dudas acciones que contribuyen a incentivar la fidelización del empleado a la empresa. Y a sus resultados, y por ende, al famoso bottom line y ROI que todos perseguimos.


Cómo aplicar la gamificación en su empresa:

Existen varios pasos a seguir, sintetizando los más importantes:


1) Definir qué objetivo persigue.

2) Conocer qué métrica se va a ver influenciada con estas estrategias.

3) Entender a sus empleados, qué rol cumplen como jugador.

4) Diseñar un primer piloto para validar los supuestos.

5) Llevarlo adelante en un plazo determinado en el tiempo.

6) Medir las variaciones antes y después en las métricas definidas en el punto 2.

7) Corregir o actualizar las acciones y/o el programa en general en función a los desvíos encontrados.

8) Lanzar un nuevo programa gamificado a mayor escala.

9) iterar entre los puntos 6, 7 y 8; casi le diría hasta el infinito y más allá!

Entiendo, y que mas?


En principio, y si va a realizar su primera experiencia en este campo, siga su olfato e intuicion. Comience con algo pequeño, que pueda corregir a medida que aprende.

Luego piense en grande, para entender cómo extrapolar los resultados obtenidos en las primeras pruebas a la totalidad de su empresa.

El proceso de innovación en general, y el de gamification en particular, va de menor a mayor en pequeños pasos, de abrir ideas para luego cerrarlas, para luego abrirlas nuevamente.


Y si me equivoco?


Parte de la magia que involucran los juegos, es la posibilidad de equivocarse y levantarse del error. Y lo mejor que nos brinda gamificación es tomar esa misma enseñanza aplicable a los negocios.

Si estoy en un piloto pequeño, mi error será pequeño y más sencillo de ajustar antes de pasar al siguiente nivel. Y el aprendizaje a partir del error es mucho más duradero que el aprendizaje por la casualidad del éxito. Se lo garantizo.


Conclusiones:


Pruebe, imagine, amplie, juegue, diviertase. Dese la oportunidad de desacartonar por un momento para dejar fluir su imaginación. Dele la oportunidad a su equipo de colaboradores a que se divierta en sus tareas. Cree un ambiente entretenido, en el cual el aprendizaje, el buen humor, el fracaso y el sobreponerse de los errores sea la base de su cultura.


Y lo más importante, disfrute el proceso. Es divertido. Al igual que un juego, tiene sus momentos de estrés, de tensión y de frustración. Y al igual que un juego, eso se sobrepone para darle paso a la superación.

Desafíese a mejores resultados. Usted y su equipo lo merecen, sobre todo éste año tan raro, difícil y lleno de oportunidades.


Ah! Y antes de que el ciclo termine, le invito a que conversemos acerca de su experiencia. Sin dudas ambos podremos aprender algo más.

A jugar de ha dicho, que es hora de trabajar!



© 2020 by Gamifica Group

  • LinkedIn
  • Instagram
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter